Muserolas.

En Central Hípica disponemos de un stock de muserolas permanente. De todos los tipos. La muserola se usa para que el caballo no abra en exceso la boca y que además no pueda cruzar la mandíbula.

La muserola se ajusta muy cuidadosamente para evitar que moleste al caballo. La parte delantera de la muserola debe estar unos 4-5 dedos por encima de los ollares. Y la parte trasera se tiene que apoyar en el canal de la barbilla. Por delante la muserola ha de permanecer alta y, por tanto, es importante que este bien fabricada, bien equilibrada. La muserola evita que cruce la mandíbula pero sí debe poder flexionarla. También debe evitar que abra en exceso la boca.

Disponemos de muserolas de varios tipos como sería la simple, la mejicana, la de doma clásica almohadillada, la alemana o hannoveriana, la muserola doble, etc. La mayoría de muserolas están fabricadas de cuero y se ajustan por un único lado, el izquierdo.

Ir a Arriba