Riendas.

Disponemos de todo tipo de riendas: de goma, lona o piel. En diferentes medidas, caballo o poni, y también en diferentes colores. Además de los típicos negros o marrones también disponemos en otros colores.

Las riendas son una de las grandes vías de comunicación con el caballo. Además de las piernas, la voz y nuestro cuerpo las manos se comunican con el caballo de forma constante y eficaz a través de ellas. Debemos ser muy prudentes con las manos ya que no hay filetes o bocados severos sino nuestras manos son severas o duras.

Las más populares son las de lona con tacos de cuero. Las de lona tienen la gran ventaja que los tacos de cuero nos ayudan a coger las dos de manera simétrica. Después, a continuación, las riendas más populares son las de goma con puntos. Todas las de goma son antideslizantes. Y como tercera opción las de cuero. Si están fabricadas con cuero de calidad no tienen que resbalarnos de las manos.

Es indispensable cuidar bien el cuero, con jaboncillo y grasa o aceite.

Ir a Arriba