Casco Caballos

Casco Caballos.

Casco Caballos. La sección de la tienda dedicada a todos los productos relacionados con los cascos de los caballos. Desde grasa a limpia-cascos y cepillos.

Para mantener los cascos de los caballos sanos y brillantes es importante limpiarlos y engrasarlos a diario. Los cascos de los caballos son muy delicados y debemos preocuparnos por su salud. Además, debemos ser constantes en limpiarlos y engrasarlos. Hacerlo a diario.

“Sin casco no hay caballo.” Un viejo refrán verdadero.

El exterior del casco se divide en tres partes: pared, suela y ranilla. Las tres tienen una estructura córnea y no son sensitivas, no tienen ni nervios ni circulación sanguínea. Por ello los herradores pueden clavar clavos y cortar sin causar dolor al caballo.

Pared: El casco crece hacia abajo desde la corona, como si fuese una uña. La corona es donde debemos engrasar con más abundancia ya que es una de las partes con más poros. Suela: evita que el caballo tenga dolor al andar. La suela del casco es cóncava, obteniendo así un mejor agarre. Ranilla: La ranilla tiene una gran porosidad. Amortigua en cada tranco debido a su forma triangular. La ranilla tiene una consistencia elástica y es de vital importancia que este limpia y engrasada para conservar su función de almohadilla plantar.